sturla-pm1 

(Noticeu, 14/4/15) El Cardenal Daniel Sturla, Arzobispo de Montevideo, fue nombrado por el Papa Francisco para integrar dos Dicasterios vaticanos: la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización. 

La noticia fue dada a conocer esta mañana a través del Boletín de la Oficina de Prensa de la Santa Sede “VIS”.

Junto al nombramiento del Cardenal Sturla se da cuenta de los nombramientos para integrar los distintos Dicasterios de otros Cardenales creados también en el Consistorio del 14 de Febrero de 2015 .

CONGREGACION PARA LOS INSTITUTOS DE VIDA CONSAGRADA

Fue fundada por Sixto V el 27 de mayo de 1586 con el título de S. Congregatio super consultationibus regularium. Luego de distintas instancias en que fue redefinida, con la Constitución Apostólica Pastor Bonus del 28 de junio de 1988, de Juan Pablo II, se le cambió el título a Congregación para los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica (CIVCSVA).

Conforme es presentada en el sitio web de la Santa Sede, esta Congregación “se ocupa de todo lo que se refiere a los Institutos de vida consagrada (Órdenes y Congregaciones religiosas, masculinas o femeninas, Institutos seculares), y a las Sociedades de vida apostólica en cuanto a régimen, disciplina, estudios, bienes, derechos, privilegios.
Es también competente para lo que concierne a la vida eremita, las vírgenes consagradas y las relativas asociaciones y las nuevas formas de vida consagrada.
Su competencia se extiende a todos los aspectos de la vida consagrada: vida cristiana, vida religiosa, vida clerical; es de carácter personal, no tiene límites territoriales; algunas determinadas cuestiones de sus miembros se remiten, sin embargo, a la competencia de otras Congregaciones. Dispensa también del derecho común a aquellos que le están sujetos.
Es competente, además, para las Asociaciones de fieles eregidas con el fin de convertirse en Institutos de vida consagrada o Sociedades de vida apostólica y para las Terceras Órdenes seculares”.

PONTIFICIO CONSEJO PARA LA PROMOCION DE LA NUEVA EVANGELIZACION

Con la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio del 21 de septiembre de 2010, Ubicumque et semper, Benedicto XVI instituyó el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización. El Concilio Vaticano II con la Constitución Pastoral Gaudium et spes y el Decreto Ad gentes, como también el Magisterio pontificio sucesivo, en particular con la Exhortación Apostólica Evangelii nuntiandi (1974) y Christifideles laici (1988), habían evidenciado la exigencia de una renovación en el anuncio del Evangelio como consecuencia de profundas transformaciones sociales. Juan Pablo II acuñó la expresión “nueva evangelización” (homilía en Mogila, 9 de junio de 1979) y repetidas veces la indicó como misión de la Iglesia para el tercer milenio de la historia (Novo millennio ineunte, 2001). La institución del pontificio Consejo responde a la preocupación permanente del Magisterio e intenta ofrecer respuestas adecuadas para que la Iglesia, en su impulso misionero, promueva y actúe la nueva evangelización. Su servicio se dirige sobre todo a las Iglesias de antigua fundación y a aquellas presentes en territorios de antigua tradición cristiana, que están mayormente expuestas al fenómeno de la secularización.

Es tarea del Pontificio Consejo profundizar en el sentido teológico y pastoral de la nueva evangelización, promoviendo ante las Conferencias Episcopales el estudio, la difusión y la actuación del Magisterio pontificio. De modo particular, el Dicasterio está llamado a favorecer el uso de las modernas formas de comunicación, para verificar en qué manera puedan ser válidos instrumentos de evangelización.