02
Wed, Dec

IDENTIDAD DE CRISTIANOS EN RED URUGUAY 

“Cristianos en Red Uruguay”, es un espacio horizontal de participación, encuentro y articulación de agrupaciones  cristianas de la Iglesia Católica Uruguaya, que adhieren a la siguiente Carta de Identidad. 

Carta de identidad:  

Somos cristianas y cristianos, miembros de la Iglesia Católica Uruguaya, que abiertos al Espíritu Santo y siguiendo las orientaciones del Concilio Vaticano II y las conferencias episcopales latinoamericanas, nos reconocemos Pueblo de Dios y como tal nos sentimos comprometidos en la transformación de la Iglesia y de la Sociedad en fidelidad al proyecto de Jesús.

En lo personal, nos sentimos llamados al seguimiento de Jesús, integrados en pequeñas comunidades o grupos, buscando integrar fe y vida. También nos sentimos comprometidos en la formación de nuestra conciencia cristiana mediante el intercambio de ideas, vivencias y experiencias, el diálogo con las ciencias y la lectura de los signos de los tiempos.  

En la interna de la Iglesia, nos sentimos llamados a participar activamente y a vivir en comunión con nuestras hermanas y  hermanos, desde un encuentro personal y aceptando la diversidad de carismas. En particular, promovemos el derecho de la mujer a participar plenamente, en condiciones de igualdad de la vida de la Iglesia y defendemos la opción preferencial por los pobres como camino para la realización plena del Reino de Dios. 

Queremos contribuir a la humanización de la sociedad mediante nuestro compromiso y la denuncia de las estructuras y las situaciones que esclavizan  a la persona y le impiden realizarse plenamente  de acuerdo al proyecto que el Dios de Jesús tiene para ella

 

IDENTIDAD DE CRISTIANOS EN RED URUGUAY 

“Cristianos en Red Uruguay”, es un espacio horizontal de participación, encuentro y articulación de agrupaciones  cristianas de la Iglesia Católica Uruguaya, que adhieren a la siguiente Carta de Identidad. 

Carta de identidad:  

Somos cristianas y cristianos, miembros de la Iglesia Católica Uruguaya, que abiertos al Espíritu Santo y siguiendo las orientaciones del Concilio Vaticano II y las conferencias episcopales latinoamericanas, nos reconocemos Pueblo de Dios y como tal nos sentimos comprometidos en la transformación de la Iglesia y de la Sociedad en fidelidad al proyecto de Jesús.

En lo personal, nos sentimos llamados al seguimiento de Jesús, integrados en pequeñas comunidades o grupos, buscando integrar fe y vida. También nos sentimos comprometidos en la formación de nuestra conciencia cristiana mediante el intercambio de ideas, vivencias y experiencias, el diálogo con las ciencias y la lectura de los signos de los tiempos.  

En la interna de la Iglesia, nos sentimos llamados a participar activamente y a vivir en comunión con nuestras hermanas y  hermanos, desde un encuentro personal y aceptando la diversidad de carismas. En particular, promovemos el derecho de la mujer a participar plenamente, en condiciones de igualdad de la vida de la Iglesia y defendemos la opción preferencial por los pobres como camino para la realización plena del Reino de Dios. 

Queremos contribuir a la humanización de la sociedad mediante nuestro compromiso y la denuncia de las estructuras y las situaciones que esclavizan  a la persona y le impiden realizarse plenamente  de acuerdo al proyecto que el Dios de Jesús tiene para ella